CORREO
La Rioja (España)

sábado, 6 de abril de 2013

Epidalea calamita, (Sapo corredor)


El sapo corredor ( Epidalea calamita ) pertenece a la especie monotípica del género Epidalea y de la familia Bufonidae . Es un anfibio muy bien adaptado a zonas secas, necesita poca agua a menudo puede conformarse con una pequeña charca para poder reproducirse, esta adaptación le permite moverse en un amplio abanico de hábitats.

El sapo corredor es más pequeño que el sapo común puede medir en su edad adulta aproximadamente de 4 a 7cm de longitud los machos y algo mas las hembras y lo diferenciamos del sapo común sobretodo porque tiene una línea amarilla o verde claro que le recorre toda la espalda (aunque en algunos ejemplares pueden no tenerla). Como la mayoría de sapos su aspecto es robusto y de extremidades relativamente cortas que le da un andar gracioso y le distingue de los saltos típicos de otras especies., tiene la cabeza más ancha que larga y el tímpano apenas se aprecia y mide la mitad del diámetro del ojo. Los dedos son cortos, con tubérculos subarticulares pares y dos tubérculos palmares, el hocico corto y redondeado, ojos saltones y  tiene glándulas parotídeas (salivales) paralelas detrás de los ojos. 

El color del (Epidalea calamita) depende de cada ejemplar, hay variedad entre ellos aunque predominan los tonos verdosos. La región ventral es de color crema y de aspecto granulado, especialmente en la zona pélvica. Su adaptación al clima seco le permite estar prácticamente en cualquier región de la Península Ibérica desde zonas costeras hasta en bosques y valles del interior, incluso los que viven cerca del mar toleran a menudo el agua salobre si no tienen el agua dulce (que evidentemente prefieren) incluso pueden llegar a criar en charcos de salinas. Lo podemos encontrar por toda Europa desde Portugal hasta Bielorrusia, Ucrania o Estonia o Suecia más al norte.  En la Península Ibérica se nota la ausencia en la zona del cantábrico. A más altitud menos ejemplares encontraremos. Prefiere la vida nocturna, aunque en época de reproducción o de lluvia se deja ver de día, fuera de estos momentos prefiere esconderse bajo tierra, piedras, dentro de troncos, agujeros o cuevas.

                                                                                                                                             
El Sapo Corredor es un anfibio terreste que no hiberna ,esto les permite reproducirse en cualquier época del año solo necesita agua en los estanques o charcos para las crías. En época de reproducción, los machos desarrollan almohadillas nupciales y un saco bucal con tonalidades azules. La puesta de huevos se suelen depositar en el fondo del agua o entre la vegetación. Como siempre la amenaza de la mayoría de las especies es la destrucción del hábitat, en este caso esto no iba a ser una excepción , la destrucción de su entorno es crucial para su supervivencia a pesar de su capacidad para vivir en varios medios y distintos climas.


Filo: Chordata
Clase: Amphibia
Orden: Anura
Familia: Bufonidae
Género: Epidalea
Especie: Epidalea calamita

2 comentarios:

  1. Muy buenas fotos y detallada entrada, me quedo por aqui un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ferlynx, por el comentario.
    Saludos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por vuestros comentarios!